Weekly News

Se manifiestan y oran por Miss Ana frente a Poder Judicial Federal

2 de junio de 2011.

Ciudad Juárez, Chih.- Grupos de comunidades católicas de la ciudad se dieron cita frente al edificio del Poder Judicial de la Federación para orar por la justicia y liberación de la maestra Ana Isela Martínez Amaya detenida en posesión de drogas apenas hace unos días.

La profesora fue aprehendida después de que el Ejército Mexicano inspeccionara su vehículo en la Línea Exprés del Puente Internacional Reforma y localizaran en la cajuela dos maletas llenas de mariguana, las que aseguran, no le pertenecen. Al momento de la detención en el interior de la cajuela de su automóvil, un Ford Focus 2003, se localizaron 50 kilogramos de la droga; sin embargo, desde su arresto, la maestra ha sostenido su inocencia y asegura que desconoce la procedencia de la droga.

Ana Isela Martínez Amaya, de 35 años de edad, es maestra bilingüe y desde hace 10 años es una profesora destacada y querida en la comunidad paseña. Días antes de ser detenida, había sido reconocida como “La maestra del año”, por su trabajo en la escuela primaria La Fe, en el Segundo Barrio, en la zona centro de la ciudad texana.

Martínez Amaya se encuentra recluida en el Centro de Readaptación Social de Ciudad Juárez a la espera de la decisión del Juez Noveno de Distrito, quien este jueves habrá de definir su situación jurídica.

Afuera de los Juzgados Federales, decenas de familiares y amigos de la profesora sostienen pancartas de apoyo en una manifestación que inició desde el martes de manera discreta y que este día ha crecido y en la que invitan a los automovilistas a sonar sus cláxones en señal de solidaridad. Los manifestantes aseguran que Ana Isela es una víctima ya que las maletas le fueron “cargadas” por delincuentes cuya intención era cruzarlas a El Paso, Texas.

Un caso similar al de Ana se registró a principios del presente año, cuando el doctor de origen Keniano, Justus Lawrence Opot, fue detenido y encarcelado junto a Marisol Arreola en enero de 2011, por denunciar ante la Policía Federal la aparición de un cargamento de droga en la cajuela de su automóvil. Tras una serie de protestas a las que se unieron organismos internacionales, Opot y Arreola fueron liberados tras nueve días en el CERESO, cuando el juez en turno evaluó las pruebas y determinó que no existían elementos en su contra para mantenerlos en prisión.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles