Weekly News

La Opinión de:
Sergio Armendáriz
Del ogro al padre

20 de junio de 2011.

Dice la divisa mercadotécnica que la realidad es simple percepción, no hay duda de que algo de cierto hay en esta afirmación, sin embargo, es necesario reconocer que sin un sustrato objetivo que sustente a la referida “percepción”, no hay posibilidad de expresar nada que sea ni válido ni veraz en torno a la esquiva realidad. Afirmo en tal dirección la presencia de virtudes en el Estado mexicano.

En ese sentido, traigo a la información en el espacio de este editorial, la próxima realización de la 18ava. reunión del Consejo Ciudadano de Educación, Cultura y Deporte de Ciudad Juárez, constituido por una diversa gama de representaciones de instituciones vinculadas a estos rubros en Ciudad Juárez, creado en el 2010 en el marco del Programa Federal “Todos Somos Juárez”; se desarrollará el día jueves 23 de Junio de 2011, en los espacios institucionales de la Asociación de Maquiladoras de Ciudad Juárez –AMAC–, con el propósito ya recurrente de monitorear y dar seguimiento a los acuerdos emanados del trabajo colegiado por el mencionado Consejo.

Realmente son ya una muy buena cantidad de operación efectiva de acciones y actividades, las que ha vertebrado el mencionado órgano ciudadano en relación al plan gubernamental de inversión en justicia social, que se diseñó para Ciudad Juárez después de los infortunados acontecimientos trágicamente célebres de Villas de Salvárcar. Cientos de millones de pesos ya han fluido en ese programa que se ha traducido en diversas modalidades de atención al lastimado y famoso tejido social e institucional fronterizo. Desde la construcción de espacios educativos, fundamentalmente encaminados a atender al nivel escolarizado medio superior –donde habitan institucionalmente los jóvenes maltratados por la cancelación de expectativas vitales– concretados en nuevos CBETyS, CONALEP, CECATI, CECYTECH, la mayoría de ellos en proceso de construcción, pasando por rehabilitación de espacios públicos recreativos y bibliotecas, impulso coadyuvante a instituciones de nivel superior como la UACJ, UTCJ, ITCJ, entre otras, la rehabilitación de espacios culturales como el Museo del INBA, específicamente el de Arte, sitio en el cual se llevó a efecto la 17va.

Sesión del Consejo, así como la inversión en programas de becas a todos los niveles educativos, sin olvidar incluir la construcción de espacios deportivos en tributo luctuoso a los jóvenes masacrados, también en ánimo de propiciar una socialización distinta en lo cultural para las nuevas generaciones.

Conozco de manera directa, los documentos que desglosan lo invertido por el Programa desde su inicio hasta el primer corte valorativo efectuado hasta el mes de diciembre del 2010, así como el plan a efectuar durante el transcurso del ya iniciado hasta su punto medio 2011. Vale mucho la pena conocer a detalle la inversión presupuestal pública que se ha llevado a cabo; el Consejo Ciudadano es la contraloría social ciudadana que garantiza la visibilidad transparente y justa del dinero del pueblo canalizado en este proyecto emergente convocado por el gobierno federal, contando con la participación obligatoria de todas las instancias de gobierno. En el mismo sentido, sostengo la necesidad pública de que los medios de comunicación informen de manera inteligente y profusa, de todo lo relacionado con este trabajo de participación colectiva.

La integración del Consejo es plural y diversa, sus conversaciones deben ser repercutidas en los más variados escenarios públicos; indispensable es evitar que su accionar se convierta en un estéril ejercicio de autismo vigilante de cuotas de poder o partidistas mezquinas. Debe impedirse que la voracidad electorera, tare de origen a las organizaciones de participación ciudadana que significan la única opción confiable en este momento, para buscar la transformación realmente democrática de la república. Informemos al pueblo, al público, de los instrumentos institucionales y los recursos que con su dinero se integran para procurarle la plena vigencia de su derecho a la justicia social. Y con más razón, en la vigencia del movimiento social llamado “Juárez Competitiva”. En metáfora poética, transitemos del Ogro filantrópico, hacia el Padre democrático.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles