Weekly News

Intolerantes a la lactosa 2% de niños atendidos en el IMSS

23 de junio de 2011.

La intolerancia a la lactosa es un síndrome que lleva a un considerable número de madres angustiadas al médico, ya que el niño presenta diarrea incontrolable, generada por la mala ingestión de la lactosa (azúcar de la leche), refiere la Coordinación de Salud Materno Infantil del Instituto Mexicano del Seguro Social, Delegación Chihuahua.

Mencionan los especialistas que para digerir el azúcar de la leche, las células del tubo digestivo del ser humano deben de poder sintetizar una enzima (lactasa) desde el tercer mes del embarazo y desarrollarse progresivamente para alcanzar su máxima actividad en el primer año de vida.

Al no poder digerir el azúcar de la leche, esta pasa directamente al colon donde las bacterias la fermentan y producen cambios osmóticos, gases y ácidos grasos de cadena corta, esto explica el por qué del contenido tan alto de agua en las evacuaciones de los niños, de ácidos, gases y lactosa.

Hasta el mes de mayo los servicios de medicina familiar han atendido 144 casos en niños menores un año, presentando un cuadro clínico caracterizado por distensión abdominal, ruidos intestinales intensos, flatulencias, cólicos, diarrea líquida y explosiva, náuseas, vómitos, entre otras manifestaciones como la acidez en las heces que provoca enrojecimiento en la región perinatal.

Realizar un diagnostico certero por medio de la historia clínica y la exploración física del niño en ocasiones es suficiente, sin embargo ante la duda se pueden realizar otras pruebas o estudios complementarios que lleve a comprobarlo, permitiendo de este manera indicar el tratamiento adecuado, como es la reducción de la lactosa adicionando agua a la leche o bien indicando la fórmula apropiada existente en el mercado.

La mejoría se presenta cuando se elimina la lactosa en los niños que presentan episodios prolongados de diarrea; sin embargo se ha demostrado que la leche materna reduce la sintomatología a pesar de su concentración de lactosa.

Dado que la leche es el principal alimento de los bebes en los primeros meses de vida, la alternativa de restringir la lactosa no debe limitar el consumo de los nutrientes necesarios para preservar la salud del niño y promover su crecimiento normal; pero independientemente del tratamiento a seguir es importante vigilar estrechamente el estado de hidratación y de ser posible continuar con el seno materno.

Finalmente mencionan los especialistas del IMSS que la intolerancia a la lactosa en los niños es frecuente, especialmente después de un evento de diarrea aguda, y que se debe sospechar cuando esta se prolonga por más de siete días; afortunadamente es transitoria y existen las opciones terapéuticas variadas, solo debe elegirse la adecuada para cada caso, por lo que es importante acudir al médico para recibir la orientación acertada.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles